CARENCIAS Y EXCESOS DE NUTRIENTES EN LAS PLANTAS DE ACUARIO

Cuando plantamos nuestros acuarios es habitual que con el tiempo surjan carencias o excesos nutricionales en las mismos. Esto puede ser debido por un lado a que cada planta tiene diferentes necesidades nutricionales por otro a que muchos usuarios tienden a mezclar gamas de abonado en lugar de usar una gama completa y diseñada para cubrir todas las necesidades. (ver nuestra guía de abonado con Aquavitro)

Además, las plantas de acuario pueden mostrar bloqueos de absorción de nutrientes si cometemos excesos de abonado. Para evitar esto es muy importante que prestemos atención al estado y el color de las hojas de nuestras plantas de acuario y que midamos con Tests comerciales  los valores de nuestro acuario.

En el siguiente gráfico podéis observar como interactúan unos nutrientes con otros.

Para los más puristas: (recomendamos abonado diario)

-       El día que abonéis Nitrógeno (N) abonar también Molibdeno (Mo) y Cobre (Cu)

-       El día que abonéis Fósforo (P) abonar también Magnesio (Mg)

-       El día que abonéis Potasio (K) abonar Hierro (Fe) y Manganeso (Mn)

-       El día que abonéis Calcio (Ca) podéis abonar Nitrógeno (N)

 

Por otro lado, sería interesante conocer la tasa de absorción de los nutrientes de cara a nuestro abonado diario. De este modo: (fuente: International Plant Nutrition Institute)

(fuente: International Plant Nutrition Institute)

El abonado foliar es un complemento para nuestras plantas de acuario, pero no puede sustituir a largo plazo una correcta fertilización radicular más necesaria para obtener buenos rendimientos en nuestras plantas, especialmente relevante es suplementar los macronutrientes puesto que éstos son los que se consumen en mayor medida cuando nuestro sustrato pierde la fuerza inicial. Para ello desde PezVerde recomendamos la línea de abonado radicular de Aquario Neo PLANTS TAB por ser muy completa y diferente para cada fase de vida de nuestro sustrato nutritivo.

Y antes de empezar a describir las principales carencias de las plantas de acuario conviene hacer una pequeña parada y destacar que, aunque la luz no puede ser considerada como un nutriente, si que es el motor que activa el consumo de estos. De ella y los niveles de Co2 dependerá el gráfico de consumo que os dibujamos, por ello desde PezVerde recomendamos una luz de espectro completo como puede ser ONF

La medida en que son consumidos estos elementos marca lo que llamaremos “linea de consumo”. Todas las curvas de consumo tienen un aspecto muy similar en las plantas de acuario, básicamente es una pendiente descendente en el orden de nutrientes que indica nuestro dibujo. Ahora bien, cada especie, tiene su propia curva de consumo, de acuerdo con sus requerimientos nutricionales.

Nutrientes primarios o Macronutrientes y sus BioIndicadores.

1) Nitrógeno (N)

Suele aparecer en forma de nitratos, nitritos y distintos compuestos de amonio (Para su abonado recomendamos Synthesis de Aquavitro y utilizar nuestra guía de abonado). Es bastante soluble respecto a los otros dos macronutrientes y la planta lo asimila rápidamente. La actividad del nitrógeno varía de una etapa a otra y dependiendo de la especie.

Se trata de un nutriente móvil cuya funcion es ser el encargado de regular la creación de aminoácidos, enzimas, clorofila, proteínas, ácidos nucleídos, y vitaminas en sus tejidos. En definitiva, es el responsable del crecimiento de la planta.

Bioindicadores de carencia de nitrógeno: (ver imagen inferior)

  1. Las hojas adultas presentan un color amarillento (empezando por las puntas justo al contrario que con el hierro y  el azufre).
  2. Los nuevos brotes presentan coloraciones amarillos y muy claras.
  3. Las hojas comienzan a languidecer y luego se descomponen.

Bioindicadores de exceso de nitrógeno:

  1. Las hojas inferiores se tornan verde oscuro.
  2. El verdor general sube.
  3. La planta se debilita.
  4. Aumento del espacio internodal y patrón de crecimiento estirado.

Plantas especialmente marcadoras: Micranthemun umbrosum, Bacopa australis, Bacopa caroliniana, Cryptocoryne beckettii 'petchii' y Heteranthera zosterifolia.

(Bioindicadores de carencia de Nitrógeno)

2) Fósforo (P)

El fósforo es un nutriente móvil y ayuda a la planta a transportar aminoácidos y al crecimiento de nuevos tejidos. Mucha de la energía que recibe de la luz es almacenada en forma de fósforo y posteriormente es utilizada para respirar y sintetizar proteínas. Las plantas absorben el fósforo bajo forma de iones monovalentes y bivalentes, aunque los más utilizado por la planta son los iónes monovalentes los cuales estarán más o menos disponibles dependiendo del rango de PH del sustrato. Cuanto más alto sea el PH menor será la absorción de este nutriente por parte de la planta induciéndola a una carencia. Su deficiencia la empezaremos a notar en las hojas más viejas.

Bioindicadores de carencia de fósforo: (ver imagen inferior)

  1. Las hojas pueden tornar a un color verde oscuro.
  2. En las hojas viejas aparecen manchas oscuras y puede aparecer necrosis.
  3. La planta se debilita y las hojas caen con rapidez.
  4. La planta es más susceptible de coger enfermedades.
  5. Pueden producirse retrasos en el crecimiento si el fósforo es inferior a 0,2ppm.

Bioindicadores de exceso de fósforo:

  1. Disminuye especialmente la absorción de Zinc (Ver gráfico de Mulder)
  2. También puede bloquear otros micros como cobre, calcio, hierro y magnesio. De modo que estar atentos a las carencias de otros elementos.
  3. Las raíces empiezan a morir.

Plantas marcadoras: Pogostemon stellata (nervio central con más color con mayor cantidad de fósforo) y Ludwigia palustris (más verde ante la falta de fósforo), Glossostigma elatinoides (se oscurece ante el exceso) y Microsorum pteropus.

(Bioindicadores de carencia de Fósforo)

3) Potasio (K) 

El potasio es un macronutriente móvil y desarrolla el papel de protector de la planta contra enfermedades (promueve el desarrollo de raíces aportando una mayor resistencia frente a hongos y bacterias) y además participa activamente en el desarrollo celular resultando esencial para la producción de terpenos (compuesto orgánico derivado del isopreno que se elabora de forma natural en los animales y en las plantas y que tiene un importante valor biológico por su capacidad de formar lípidos isoprenoides, moléculas lineales o cíclicas sin ácidos grasos).

Un exceso de potasio en las plantas actuará bloqueando otros elementos, provocando una carencia de: magnesio, manganeso, zinc y hierro. Por otro lado, una carencia de potasio puede venir ocasionada por que el calcio y el nitrógeno sean excesivos.

Bioindicadores de carencia de potasio: (ver imagen inferior)

  1. La planta es más propensa a contraer todo tipo de enfermedades.
  2. Las hojas más viejas se ponen pálidas y sufren clorosis.
  3. Los bordes de las hojas se queman o deshacen.
  4. Una planta más estirada que las otras de su entorno.
  5. La aparición de puntos necróticos de tono marrón en la hoja.
  6. Las hojas nuevas son de pequeño tamaño.

Bioindicadores de exceso de potasio:

  1. Las nuevas hojas crecen delgadas y desarrollan clorosis
  2. Se puede notar hojas encogidas, curvadas y arrugadas
  3. Los efectos de su toxicidad dificultan la absorción de los nutrientes secundarios mencionados y puede llevarnos a confusión por las carencias de estos.

Plantas marcadoras: Hygrophila siamensis, Hygrophila pinnatifida, Vallisneria tiger, Cryptocorine crispatula, Cryptocoryne beckettii 'petchii' e Hygrophila polysperma.

(Bioindicadores de carencia de Potasio)

Nutrientes Secundarios y sus BioIndicadores.

NOTA: No son de menor importancia, sino que se necesitan en menor medida que los primarios

1) Magnesio (Mg)

Es un nutriente móvil responsable de la producción de clorofila. Sin clorofila no hay fotosíntesis y a su vez no hay crecimiento en la planta. Adicionalmente es la encargada de ayudar en la absorción de otros nutrientes y en la creación de carbohidratos, aminoácidos esenciales y azúcares. También ayuda en la absorción del fósforo y trabaja junto con el calcio para proporcionar un buen equilibrio de minerales.

Bioindicadores de carencia de magnesio: (ver imagen inferior)

  1. Es difícilmente reconocible las primeras 3 semanas. Entre la tercera y sexta semana aparecen manchas marrones en las hojas viejas.
  2. Aparición de hojas pálidas y venas oscuras.
  3. Las hojas viejas se secan y caen.

Bioindicadores de exceso de magnesio:

  1. Retraso en el crecimiento.
  2. Follaje verde oscuro.

Plantas marcadoras: Pogostemon helferi.

(Bioindicadores de carencia de Magnesio)

2) Calcio (Ca)

Es un elemento que mantiene unidas las paredes celulares de las plantas, aportando a las células vegetales una rigidez estructural y permitiendo el correcto transporte de nitrógeno y azúcares. Un exceso de calcio impide la correcta absorción de potasio, magnesio, hierro y manganeso entre otros. Por otro lado, un exceso de potasio, magnesio o sodio inhibe la correcta absorción del calcio.

Recordemos que el orden según la energía de adsorción de las partículas (coloides) del sustrato es Ca>Mg>Na+ y que, por tanto, el calcio resulta fundamental para flocular estos coloides del suelo, mejorando su estructura y estabilidad. El calcio es solubilizado por acción de los protones.

Las fuentes de protones en nuestros acuarios son el CO2, nitrificación, azufre, raíces, etc. Por tanto, son preferibles suelos ácidos y no alcalinos, nosotros recomendamos el Neo Soil de Aquario. El calcio se absorbe y transporta en forma iónica, y su movilidad es mucho mayor en el apoplasto que en el simplasto (Russell y Clarkson, 1976). La absorción del calcio, así pues, queda restringida al movimiento apoplástico, sólo permitido en las raíces jóvenes más absorbentes (no suberizadas). De ahí la importancia de mantener una continua actividad radicular para fortalecer una adecuada asimilación cálcica.

Al ser un nutriente no móvil dentro de la planta, esta necesitará de buena luz. Si usas LED, la planta requiere de cierta cantidad de luz y ciertas longitudes de onda para generar calcio. Nosotros recomendamos el espectro más completo con el Full Color Led de las luces ONF Flat One.

Bioindicadores de carencia de calcio: (ver imagen inferior)

  1. Los brotes nuevos crecen retorcidos y rugosos.
  2. Se desarrollan manchas irregulares de color marrón amarillento.
  3. Retraso en el crecimiento de la planta.

Bioindicadores de exceso de calcio:

  1. Bloquea la absorción de potasio, hierro, magnesio y manganeso.
  2. Las hojas nuevas se marchitan.

Plantas marcadoras: Vallisneria tiger y Microsorum pteropus.

(Bioindicadores de carencia de Calcio)

3) Azufre (S)

Se trata de un nutriente inmóvil que participa en la formación de proteínas. No sólo es uno de los componentes de varias proteínas, sino también de hormonas y vitaminas (como la B1). En el caso del Azufre el amarillamiento característico de su carencia comienza en la base de la hoja y se va extendiendo hacia las puntas. 

Bioindicadores de carencia de azufre: (ver imagen inferior)

  1. Las hojas jóvenes se vuelven de color verde lima y su crecimiento se estanca.
  2. Las venas de las hojas se van volviendo amarillas.
  3. Las puntas de las hojas pueden oscurecerse y quemarse hacia abajo.
  4. El tallo se arruga y puede tomar tintes de otro color.
  5. La planta no se desarrolla y queda estancada.

Bioindicadores de exceso de azufre:

  1. Las hojas toman un color verde oscuro.
  2. Los bordes de la hoja se pueden quemar.

Puede impedir la absorción de Nitrógeno.

(Bioindicadores de carencia de Azufre)

Micronutrientes más representativos y sus BioIndicadores.

1) Hierro (Fe)

Se trata de un nutriente inmóvil que es necesario para la formación de la clorofila (aunque no forma parte de esta) y es un constituyente importante de algunas proteínas y encimas. Es catalizador en los procesos de oxidación y reducción de la planta. Este elemento ayuda a la absorción de nitrógeno, lo que desencadena el rápido crecimiento de las hojas.

Bioindicadores de carencia de hierro: (ver imagen inferior)

  1. Las hojas jóvenes desarrollan clorosis empezando por la base de la hoja (como en el azufre y al contrario que en el nitrógeno).
  2. A mayor avance también se presenta clorosis en las venas.
  3. Se ralentiza el crecimiento (por no absorber el nitrógeno)

Bioindicadores de exceso de hierro:

  1. Las hojas jóvenes se vuelven marrones.
  2. La absorción de fósforo empeora.

Desde PezVerde recomendamos como fuente de hierro el Propel de AquaVitro puesto que contiene una fuente de hierro fácilmente disponible y otra liberable a largo plazo.

Plantas marcadoras: Ceratopteris, Didiplis diandra, Echinodorus, Pogostemon stellata. Limnobium laevegatum, Phyllanthus fluitans.

(Bioindicadores de carencia de Hierro)

2) Manganeso (Mn)

Este elemento es esencial para la fotosíntesis y la producción de clorofila. Ayuda en el desarrollo de las raíces y para reforzar el sistema inmunitario de las plantas. Por tratarse de un nutriente inmóvil son las hojas nuevas las que lo sufren primero.

Bioindicadores de carencia de manganeso: (ver imagen inferior)

  1. Las hojas nuevas muestran clorosis. (suele confundirse con carencia de hierro).
  2. Suele ser bastante revelador ver verde oscuro alrededor de la clorosis y nervaduras verdes marcadas.
  3. En estados avanzados se presenta necrosis empezando por las puntas de la hoja.

Bioindicadores de exceso de manganeso:

  1. En las hojas viejas se pueden ver puntos marrones que más tarde serán redondeados de forma amarillenta.
  2. Las puntas de las hojas comenzaran a morir.

manga.png

(Bioindicadores de carencia de Manganeso)

3) Molibdeno (Mo)

Es un nutriente móvil muy importante ya que es el responsable de convertir los nitratos, nitrito y amoníaco, (Desde PezVerde recomendamos el abonado con Synthesis de Aquavitro ya que contiene también fertilizante amoniacal) lo que ayuda a la producción de proteínas y a sintetizar aminoácidos dentro de la planta. También lo usan las plantas para convertir el fósforo inorgánico en orgánico. El intervalo normal para la mayoría de los tejidos de las plantas está entre 0,3 y 1,5 ppm y en el sustrato, entre 0,01 y 0,20 ppm.

Bioindicadores de carencia de molibdeno: (ver imagen inferior)

  1. Manchas amarillas o marrones entre nervaduras.
  2. Clorosis generalizada reflejando deficiencia de N. (Borkertetal, 1994)
  3. Bordes secos y tonos amarronados.

Bioindicadores de exceso de molibdeno:

  1. Causa una deficiencia de Hierro.
  2. Las hojas se decoloran.

(Bioindicadores de carencia de Molibdeno)

4) Boro (B)

Es un nutriente inmóvil y entre las diversas funciones atribuidas al Boro en las plantas, dos están claramente definidas, la síntesis de la pared celular y la integridad de la membrana plasmática. Interviene en el proceso de formación del sistema radicular de la planta. El boro se diferencia de otros micronutrientes porque no hay clorosis asociada a su deficiencia. La deficiencia de boro puede producirse cuando el pH del sustrato sobrepasa los 6,5, porque el boro se vuelve insoluble y no está disponible para que la planta lo absorba. (recomendamos sustratos como el Amazonia de ADANeo Soil de AquaRIO que mantienen la acidez).

Bioindicadores de carencia de boro: (ver imagen inferior)

  1. La estructura de los nuevos tejidos no se forma completamente.
  2. Los nuevos brotes son pequeños y de crecimiento distorsionado.
  3. El espacio internodal en las ramas se vuelve corto y pueden crecer en zigzag con las hojas nuevas creciendo amontonadas.

Bioindicadores de exceso de boro:

  1. Las hojas más viejas comienzan a mostrar clorosis en las puntas.
  2. Puede llegar a verse necrosis.
  3. Puede venir dado por un sustrato con ph inferior a 5,5.

(Bioindicadores de carencia de Boro)

4) Zinc (Zn)

Interviene en la formación de hormonas que afectan al crecimiento de las plantas. Si no hay una cantidad adecuada de Zinc en la planta, no se aprovechará bien el Nitrógeno ni el Fósforo.

Bioindicadores de carencia de zinc: (ver imagen inferior)

  1. Las hojas nuevas son pequeñas, distorsionadas hacia arriba y presentan un moteado amarillento.
  2. Las nervaduras mantienen una delgada faja de color verde a su alrededor, a menos que la deficiencia sea muy severa.
  3. Las ramas detienen el crecimiento y se observan internudos cortos.

Bioindicadores de exceso de zinc:

  1. Provoca deficiencias de fósforo, hierro y manganeso.
  2. Ojo con que el agua esté en contacto con algún material galvanizado.

(Bioindicadores de carencia de Zinc)